#CooperaEnRed

Entrevista a colaboradoras #6: Rebel Streaming

May 31, 2024 | 0 Comentarios

Colaboradoras #1: Documfy-detalle

Charlamos con Esteban Csik y Luis Olano, de Rebel Streaming. A los mandos de la retransmisión en directo de cualquier evento organizado por los movimientos sociales de Madrid. Les conocimos en plena desescalada, en primavera de 2020, cuando nos ayudaron a organizar el primer streaming protagonizado 100% por personas sin hogar. En esta entrevista repasamos su historia, la irrupción de lo virtual y el futuro de la comunicación en la economía social y solidaria. 

Rebel Streaming. Empresa de streaming y producción audiovisual especializada en el Tercer Sector

$

Contadnos sobre los orígenes de Rebel Streaming. ¿Cómo arranca?

Esteban: El proyecto surge a través de una necesidad que detecto en la militancia de los movimientos sociales en los que participaba. Empecé a hacer streamings, a probar con equipo prestado, de forma voluntaria y aprendiendo de otra gente. A partir de ahí ví que era un tema muy específico, que por aquel entonces era complejo, y que había que profesionalizarlo.

Busqué gente que quisiera participar de este proyecto, encontré a Juan Leiva en La Ingobernable. y creamos Rebel Streaming, una sociedad laboral, y al poco vino la pandemia. Nos quedamos sin trabajo, sin ingresos, sin clientes. Él consiguió un trabajo en Alabs, yo seguí y lo volví a poner en marcha con Luis, con el que ya venía hablando.

Empezamos como una productora audiovisual, tocando las temáticas que nos interesaban. Queríamos hacer algo que nos motivara, que nuestro tiempo y esfuerzo valiera para algo y que no sea simple mercancía para el mercado. Nos enfocamos solamente para ONG, economía social, ámbito académico y cultural. Básicamente en lo que son las emisiones en directo, redes sociales y nuevas tecnologías.

Luis: Creo que es importante tener en cuenta que los dos veníamos con un background académico. Teníamos una opinión sobre cómo se estaba llevando la devolución a la sociedad de la producción de conocimiento en la academia. Estos congresos que se organizan en la cuarta planta de una facultad de filosofía y letras, donde hay ponentes de todo el mundo, gastos de aviones y hoteles. Hay una preproducción de meses y luego, pues a lo mejor en seis años se publican unas actas que probablemente nadie se lea y todo lo que ha sucedido allí durante esos tres días es absolutamente efímero.

De ahí y de la importancia de la difusión en los contextos de militancia surge la forma de trabajar de Rebel Streaming, cuya principal línea es esa que dice Esteban, la parte de la retransmisión en directo con estándares profesionales, de cualquier acto público, que esté vinculado a esos temas que, como él decía, nos atraviesan. Nos atraviesan vitalmente, forman parte de nuestros campos de investigación porque trabajamos temas de ecología, de feminismos, de trabajo, por supuesto temas sociales, temas de memoria histórica, temas que desde la academia ya veníamos avanzando.

$

¿Cómo ha sido esa reflexión y ese cambio de hábitos en el Tercer Sector y en la Economía Social y Solidaria? ¿Cómo entienden el streaming hoy por hoy?

Esteban: Antes se presentaba un informe que quedaba en la presentación y después estaba el librito en papel que terminaba en el cajón de la administración o de sus socios. Y ahora con el tema audiovisual se multiplica exponencialmente el alcance que tiene esa publicación y esas actividades. Creo que es una herramienta que ha llegado y se va a quedar. Porque vos estás haciendo algo acá en Madrid, pero por ahí es muy interesante para la gente de México, o la gente de Colombia, o la gente de Argentina, o de cualquier parte del mundo.

Cuando ves las analíticas y te metes en las entrañas de las redes sociales y sus resultados, vemos en qué formato nos están mirando, desde qué parte del mundo, desde qué ciudad, qué edad, si son hombres, si son mujeres. Entonces, claro, tenemos un montón de información que creo que es muy útil también para las organizaciones, muy útil para ver cuál es el público que está interesado.

Luis: Y además de facilitar la conciliación también aporta reducción de la huella de carbono y a la parte económica de la organización. Incluso para organizaciones que trabajan con subvenciones públicas, hay una exigencia de devolución a la sociedad de sus resultados en diferentes formatos. Entonces claro, con el Tercer Sector es muy fácil ese entendimiento, nosotros somos un proveedor de servicios para ellas muy directo.

Sin embargo con otros sectores como el editorial, y mira que lo hemos intentado, es más difícil. Y eso que el beneficio es evidente, si a una presentación en una librería van 20 o 30, puedes vender 6 u 8 libros. Si tú amplías la audiencia hacia un aforo sin límites, ni geográficos, ni de ni de cantidad de personas, te puedes tomar esa retransmisión como lo que es la la presencial, es decir, como una ocasión para vender libros.

$

A veces se entiende que el producto único de una retransmisión es el vídeo de dos horas que queda en YouTube, pero eso es un resultado muy en bruto y hay muchas más oportunidades, ¿no?

Esteban: Evidentemente si vos ves las estadísticas de un video largo, una ponencia de una hora y media, tenés que estar muy interesado para verla completa, pero podés aprovechar esa ponencia para sacar los fragmentos más importantes. Fijate que el problema que tienen todas las organizaciones es hacer contenido para estar alimentando las redes con más frecuencia.

Nosotros te podemos hacer ese trabajo de edición fácilmente, en vertical, en horizontal, … Y ahí es cuando estás sacando partido a la jugada de hacer un audiovisual o hacer un streaming. Tenemos que saber cómo funciona cada algoritmo, tiene que haber una estrategia detrás, y todo eso es un trabajo que en colectivo es más fácil que si cada organización tiene que hacer una productora audiovisual.

Si entre todos nos ponemos de acuerdo y compartimos saberes conseguiremos que todos estos proyectos sigan vigentes.

Luis: Las redes sociales por su propio formato y su propia interfaz discriminan mucho, digamos que Facebook y Twitter se han quedado para una generación más adulta, Instagram y y TikTok cada vez más son plataformas donde se comparte contenido para público más joven.

Las propias organizaciones con las que trabajábamos estaban acostumbradas a comunicar para público más adulto y sin embargo muchos de los temas que trabajan son interesantes para gente jóven. Lo que hemos hecho para la Fundación de Cultura Islámica o para AMAFE son dos ejemplos de esos formatos.

$

También os habéis abierto a ofrecer formaciones a organizaciones.

Esteban: Lo venimos haciendo desde hace tiempo para temas específicos. Por ejemplo cuando se montó el Ateneo La Maliciosa les convencimos de que debían contar con un sistema de streaming. Les ayudamos a diseñarlo y les dimos una formación para no depender de una empresa externa. El tercer sector tiene un presupuesto muy acotado, sobre todo las organizaciones pequeñas y medianas. Muchas veces no necesitan un gran servicio audiovisual sino simplemente comunicar lo que están haciendo.

Es interesante generar esa autogestión, facilitar que se hagan retransmisiones con medios propios para lo más básico, para lo del día a día. Si se trata de un evento más especial, pues ahí sí es mejor llevar cámaras y hacer algo más profesional.

Luis: En internet está todo disponible pero muchas veces hace falta que te den las herramientas adecuadas y que te ayuden a ponerlo en marcha. Nosotros desde el principio acompañamos a la persona de comunicación de la entidad en función de sus necesidades. Si se complejiza y se necesitan conexiones virtuales con otras salas, traducción de varios idiomas, vamos compartiendo para que se vean las herramientas adecuadas.

Hacer formaciones específicas te abre muchísimas posibilidades. Extender el uso de un software libre como OBS que es el que nosotros usamos, tender a la soberanía digital, eliminar marcas de agua, no depender de servidores externos, mejores rotulados…son cuestiones que te permiten una realización audiovisual que no sea tan plana.

$

Para terminar. Vosotros formáis parte de la Economía Social y Solidaria. ¿En qué punto están las estrategias de comunicación para el cambio social de este sector y hacia dónde deberían avanzar?

Esteban: Yo creo que lo que falta en el sector de la economía social y solidaria es pararse, ver qué estrategia funciona y cómo trabajarla. Siempre hay falta de recursos y eso de alguna forma repercute en la comunicación, que es la gran olvidada. Tenemos que abrir espacios de debate y de aprendizaje a largo plazo, tenemos que abrir espacios de cooperación para que no sea que cada uno de forma individual esté tirando piedras al océano.

Fijate que en YouTube están subiendo 600 horas de vídeo al minuto, estás compitiendo con millones de contenidos. Cómo hacemos para meter ese mensaje que queremos meter sin caer en las lógicas del mercado, que apelan a las emociones de una forma visceral y que no construyen nada.

Cómo hacemos para convertir esa comunicación para que aporte a la sociedad, que activemos a esa persona a un cambio de conducta y que lo podamos traer hacia nuestro lado. Porque se están yendo hacia el otro lado, que cuenta con una mejor estrategia, con más medios y la gente joven se está yendo hacia el odio, hacia la guerra, hacia el racismo, hacia el suicidio ecológico.

En la economía social y solidaria sabemos que las soluciones son colectivas, no pasan por lo individual. Y también tenemos que tener cuidado con eso porque las redes lo que hacen es individualizar a las personas, parcelarlas. Debemos pensar en colectivo y utilizar estas herramientas para nuestro favor y que no ocurra lo contrario.

Luis: En ese acto colectivo de juntarse, de compartir información, aparte de las herramientas del enemigo, aparecen las herramientas nuestras, todo el ecosistema del software libre, de las diferentes plataformas colaborativas para generar contenido y contrainformación, hasta plataformas de participación digital y demás que surgen precisamente en ese acto de compartir luchas transversales.

Hay que ser conscientes de los enormes riesgos que hay, todo lo que se trabaja desde la economía social y solidaria se ha fagocitado tanto por los organismos estatales, que a veces parecen caminar en la misma línea pero al final estamos participando en Estados capitalistas.

Hay que tener la capacidad de blindar nuestra nuestra forma de trabajar y defenderla desde sus posicionamientos originales. La agenda transformadora y de lucha de movimientos ecologistas o de movimientos feministas no puede convertirse en una herramienta para que el Estado se asegure en sus posiciones de poder mediante pinkwashing, greenwashing, etc.

Por ahí pasa toda la responsabilidad de no atomizarnos sino mantenernos siempre en ese contexto de compartir luchas y aprendizajes, hacernos fuertes y defender hasta el final de sus consecuencias las ideas de la economía social y solidaria. Conquistemos nuestros propios espacios en las calles, en las plazas, en los centros comunitarios, recuperemos lo público… esa es la parte de la comunicación que nos gusta trabajar en Rebel Streaming.

¿Quieres saber más sobre Rebel Streaming?

Si eres una organización que necesita retransmitir en directo algún evento público, o reforzar la producción audiovisual en tus campañas, ¡visita su web y contáctales!

Entrevista